A partir de 2020 los informes financieros NIIF deben presentarse en formato XBRL

El nuevo y revolucionario requisito de la ESMA, el "formato electrónico único europeo" (ESEF), cambiará el mundo de los informes financieros anuales a partir de 2020.

Hasta el momento los informes anuales se producen y publican principalmente en formato impreso y PDF en la mayoría de países europeos. Aparte del hecho de que el proceso de preparación de informes financieros requiere una serie de actividades manuales en muchos departamentos contables, los inversores y analistas también tienen que procesar los informes manualmente. Los estados financieros anuales deben copiarse manualmente a los sistemas de calificación, ya que PDF no es un formato estructurado de lectura automática. Un diseño individual, la ausencia de una estructura uniforme y las llamadas "declaraciones específicas de la entidad" (posiciones individuales) hacen que la lectura automática de los informes financieros y los estados de pérdidas y ganancias sea muy difícil, por no mencionar las declaraciones extensas.

Los PDF no estructurados e informes impresos pertenecen al pasado.

El formato XBRL permite estructurar los informes anuales y hacerlos legibles de forma automática. Por ejemplo, los ingresos reciben el nombre técnico único “NIIF: Ingresos”, también llamado "etiqueta". Esto identifica al valor correspondiente en el informe financiero anual como si fuera un código de barras. Las denominadas taxonomías XBRL proporcionan "plantillas" que se basan en diferentes normas contables, por ejemplo, las NIIF. La taxonomía NIIF es, por lo tanto, algo así como un gran plan contable genérico para todos los elementos NIIF posibles.

La taxonomía ESEF se basa en la taxonomía NIIF. Se debe crear una extensión de taxonomía para los artículos específicos de la empresa. El informe XBRL en el lado izquierdo hace referencia a las posiciones de taxonomía para cada figura "etiquetada".

La ESMA anunció que a partir de 2020, las empresas públicas que preparan estados financieros NIIF consolidados los tendrán que proporcionar en el formato electrónico único europeo: Inline XBRL. La ESMA ha creado una Taxonomía ESEF que corresponde esencialmente a la taxonomía NIIF. Por lo tanto, los informes financieros ya no pueden publicarse sólo en forma impresa. Las empresas cotizadas de todos los países miembros de la UE deberán proporcionar sus informes anuales al regulador en formato XBRL. No se espera el envío directo de los resultados financieros a ESMA, sino que dicho envío se seguirá haciendo a través de las autoridades nacionales de supervisión. La ESMA estima que alrededor de 5.300 empresas se verán afectadas en toda Europa.

Informes en línea por la puerta trasera: iXBRL es XBRL integrado en HTML

La ESMA también ha publicado detalles sobre la implementación prevista. Se utilizará el denominado formato Inline XBRL (también conocido como iXBRL): XBRL integrado en HTML. La ventaja de este formato es que un informe XBRL se puede abrir con cualquier navegador web. De hecho, no solo XBRL será obligatorio, sino que también lo será un informe anual HTML que corresponde a un "informe en línea", que ya es publicado por algunas compañías. Se puede encontrar un ejemplo muy rudimentario de un informe NIIF iXBRL aquí.

Para no sobrecargar a las compañías en esta etapa inicial, la ESMA requiere sólo los "estados financieros principales", como el balance general, el estado de pérdidas y ganancias, el flujo de caja y el estado de cambios en el patrimonio. Las notas a los estados financieros se pueden etiquetar con una sola etiqueta XBRL, lo que significa que no se deben identificar explícitamente todas las cifras.

La taxonomía ESEF / NIIF debe extenderse para “declaraciones específicas de la entidad”

El problema con las "declaraciones específicas de la entidad" se debe resolver con las llamadas extensiones de taxonomía. Si la posición no está disponible en la taxonomía (por ejemplo, volumen de negocios específico de un segmento), se debe agregar una nueva posición (una extensión). En los EE.UU., donde a las empresas cotizadas se les ha exigido que reporten XBRL a la SEC desde hace años, este proceso ha generado considerables gastos y protestas.  A diferencia de la implementación prevista de la ESMA, los apéndices también deben informarse como XBRL en los Estados Unidos. Esto ha generado una gran cantidad de críticas al proyecto de "datos interactivos" de la SEC y la baja calidad de los archivos XBRL. Como consecuencia, las empresas clasificaron demasiadas posiciones como "extensiones". Sin embargo, dichas extensiones de taxonomía ya no están estandarizadas y, por lo tanto, no están disponibles para su análisis automatizado. Los informes XBRL pierden así su valor para los analistas e inversores.

Los "campos obligatorios" en la taxonomía ESEF son esencialmente información de contexto y posiciones estándar para capítulos de notas enteras. AMANA XBRL Cloud ofrece un editor genérico que puede crear cualquier archivo XBRL.

La ESMA es consciente de este problema y ofrece asignar etiquetas a las posiciones relacionadas semánticamente mediante el "anclaje" (además de "Etiquetado de bloques"). En el ejemplo anterior, las posiciones de facturación específicas del segmento serían una extensión que está ligada semánticamente a las ventas.

La Taxonomía ESEF XBRL 2017 en el menú de mapeo de SmartNotes: las posiciones se pueden asignar arrastrando y soltando.

Las reglas exactas, las llamadas reglas de presentación, deben ser especificadas por la ESMA. Además, las cuestión sobre si el informe XBRL debe ser examinado por una empresa auditora aún sigue abierta. Sin embargo, el hecho de que los balances tienen que ser correctos desde el punto de vista informático ya está resuelto: XBRL no permite diferencias de redondeo debido a la jerarquía "base de datos de cálculo" en la taxonomía: los informes XBRL correspondientes se marcan como no válidos.

La ESMA está buscando voluntarios para una prueba de campo.

La ESMA está buscando voluntarios que deseen probar el proceso de creación de XBRL para obtener nuevas experiencias e ideas de mejora. Las empresas pueden solicitar esta prueba de campo en la página web de la ESMA. Además de las consecuencias de los cambios "externos" en la información financiera, la nueva normativa ESMA también tiene consecuencias importantes para el proceso de información financiera. Teóricamente, el departamento contable puede ignorar los nuevos requisitos y hacer que un proveedor de servicios convierta el informe que ha sido preparado tradicionalmente.

Sin embargo, esta práctica es propensa a errores por las siguientes razones: los errores aritméticos se detectan en una etapa muy tardía y la asignación de las posiciones a la taxonomía NIIF y la extensión de la taxonomía pueden ser realizadas por los mismos expertos que crean el balance. En los EE.UU., el 10% de los informes anuales de XBRL no son válidos y tienen una calidad de datos deficiente. Aparte de esto, tales servicios resultan en gastos financieros considerables.

La integración de XBRL en el proceso de información financiera es esencial.

Un método mejor y más fiable es integrar XBRL en el proceso de información financiera. Para hacerlo, se pueden usar soluciones de software que asignan las posiciones del plan contable o consolidación directamente a las partidas del balance y las posiciones de taxonomía de XBRL. Un Sistema de Gestión de Reporte, como SmartNotes de AMANA, proporciona funciones que le permiten actualizar las cifras del informe con solo presionar un botón. El mapeo y etiquetado XBRL es una parte integral de este proceso: si se asigna una partida del balance a ciertas posiciones y cuentas, la partida NIIF correspondiente se puede seleccionar directamente desde la taxonomía con un solo clic del ratón. La asignación generada de esta manera se debe crear solo una vez y luego se puede reutilizar para todos los informes posteriores.

SmartNotes optimiza el proceso de reporte financiero: XBRL ahora es uno de los formatos de salida

Los informes de Word / PDF, HTML o XBRL se pueden generar con solo presionar un botón en SmartNotes. No es necesaria la conversión o la transferencia manual de los datos al formato respectivo, lo que elimina errores y no requiere revisión. Si lo desea, el  informe de SmartNotes también se puede imprimir en todos los formatos con un diseño de corporativo adaptado, que nuevamente ahorra tiempo y dinero.

El 50% de las empresas del DAX confían en la solución AMANA para informes de negocios integrados

SmartNotes es utilizado por más de 120 empresas, incluido el 50% de grupos del DAX como Deutsche Bank, BAYER y Allianz, para optimizar el proceso final de reporte, de forma que para los usuarios de SmartNotes XBRL no es un problema.

También puede obtener más información sobre ESEF y las posibilidades del etiquetado XBRL en SmartNotes en cualquiera de los seminarios que iremos comunicando regularmente. Para más información sobre SmartNotes hacer clic aquí.

Para solicitar una demostración u obtener más información rellene el formulario adjunto o contacte directamente con:

Carles Sabaté
+34 651 815 307
carles.sabate.extern@amana.de

AMANA consulting GmbH
Veronikastraße 36
45131 Essen
Deutschland

T +49 201 94622 800
@ info [at] amana.de

Por favor, calcula 1 más 7.

Aquí puede leer la política de privacidad .

Volver

Futuristic Popup-Engine

Schließen

Futuristic Popup-Engine